Gabriel Soto amenaza a Geraldine Bazán

Comparte Si te Gustó!

Los eventos públicos aún siguen prohibidos y eso no le importó a Geraldine Bazán, pues hace unas semanas viajó a Miami a la fiesta de cumpleaños del conductor Federico Díaz, a la cual asistieron más de 40 personas, Gabriel Soto, padre de sus hijas, reprobó esta situación,  asegura que por andar de fiesta la actriz puede traerles el virus a las niñas.

-¿Cómo está Gabriel en esta cuarentena? 

“Él está muy a gusto en su casa de Acapulco, sin embargo, lo que más extraña es pasar más tiempo con sus hijas, pues aunque sí las ve y han ido a visitarlo, no ha sido nada fácil, pues desde un inicio Geraldine le decía que era muy peligroso que viajaran para allá y que le daba miedo que las niñas se contagiaran de coronavirus”. 

-¿Por qué lo dijo? 

“A Geraldine le sirvió de pretexto cuando publicaron las fotos de Gabriel con Irina en una plaza de Acapulco, pues le dijo que era una irresponsabilidad estar saliendo así sin cubrebocas y que como no se estaba cuidando lo necesario, no se las mandaría por un tiempo, hasta que él se asegurara de no tener síntomas, por lo que Gabriel estuvo casi un mes sin verlas físicamente y sólo lo hacían por videollamadas”.  

-¿Cuándo fue la primera vez que las vio en esta pandemia?


“Cuando inició la pandemia, a finales de marzo, él estaba en Acapulco con sus hijas, en donde estuvieron por unos días; poco después él mismo las regresó a la CDMX con Geraldine, y de ahí las niñas ya no regresaron al puerto, sino hasta principios de mayo, cuando Gabriel les envió un chofer para que las llevara y posteriormente las regresara a la CDMX”. 

 -¿Geraldine accedió a que las viera? 

“La verdad no, Geraldine le puso miles de trabas, reclamándole que él seguía saliendo, aunque él le explicaba que sólo fue esa ocasión y que ya no salían para nada; sin embargo, Geraldine le pone todos los pretextos posibles cada que él quiere verlas, pero realmente lo hace porque Irina está pasando la cuarentena con él y no quiere que sus hijas convivan con ella; el coronavirus ha sido el motivo perfecto para que las niñas estén lejos de Irina”.

-¿Entonces cuántas veces las ha visto? 

“Durante estos tres meses que llevamos de encierro, ellas han viajado en tres ocasiones; la última vez que las niñas fueron a Acapulco para estar con su papá fue la primera semana de junio, aunque fue más a fuerza que de ganas, pues Geraldine ya le había dicho a Gabriel que no se las podía estar mandando a cada rato, hasta el pleito que tuvieron hace poco”.  

-¿Cuál pleito? 

“Lo que pasa es que Gabriel Soto estalló de coraje, pues vio en redes que Geraldine Bazán estuvo en Miami a finales de mayo, en una fiesta con más de 40 personas, entonces no se le hizo justo que ella le quiera limitar las visitas con sus niñas poniendo de pretexto el Covid y ella está como si nada, tomando vuelos sólo para irse a cotorrear con sus amigos a Estados Unidos”. 

¿En dónde dejó a las niñas esa ocasión? 

“Aunque Gabriel ya le había pedido a las niñas para esa primera semana de junio, Geraldine se negó y prefirió dejarlas con su mamá; sin embargo, cuando Gabriel se dio cuenta de que ella andaba de fiesta sin importarle el virus, él le dijo que iba a pasar por las niñas”.

-Entonces al final sí las vio… 

“Sí, pues a Geraldine ya no le quedó de otra; él le habló muy molesto y le dijo que era una irresponsable al exponer a sus hijas por irse a sus pe&%$, y le advirtió: ‘Si vuelves a salir de fiesta en esta pandemia, ¡te las quito!’”.

¿Se molestó mucho? 

“Claro, Gabriel estaba muy enojado y no es para menos, pues Geraldine sigue con su idea tonta de vengarse y de no querer que las niñas convivan con Irina Baeva, sin importarle que con ello se lleve entre las patas la relación que las niñas puedan tener con su papá”.  

-¿Qué le respondió Geraldine?

 “Ella le dijo que estaba equivocado, pues aunque sí había viajado, respetó todas las medidas y que casi no se acercó a la gente en esta fiesta, sin embargo, en redes están las fotos que la evidencian, pues se ve que había mucha gente, sin cubrebocas y hasta todos abrazados, sin respetar la distancia; y aunque Gabriel Soto pudo haber usado eso como prueba y llevarse a las niñas, no lo hizo, aun sabiendo que es a lo que Geraldine Bazán le tiene tanto miedo”.  

-Sí fue algo irresponsable…

 “Claro, ninguna de sus compañeras actrices anda de fiesta y mucho menos viajando hasta Miami sólo para estar con sus amigos de la élite, y aunque en Acapulco las pequeñas sí corren el riesgo de algún contagio, es ilógico su pensamiento, y espero que reconsidere lo que hace y dice por el bien de sus nenas”, finalizó. 

Abrir chat
¡Escríbenos a cabina!