Nuevo brote de coronavirus obliga a más confinamiento en Pekín

Comparte Si te Gustó!

Pekín redoblaba esfuerzos para intentar contener un rebrote de covid-19 en algunos barrios de la ciudad, donde fueron constatados 79 nuevos casos vinculados a un mercado gigante, lo que obligó a decretar nuevos confinamientos en áreas residenciales y realizar pruebas suplementarias.

«Pekín ha entrado en un periodo extraordinario. Pueblos y comunidades residenciales deben trabajar rápidamente, en estado de guerra, para prevenir la transmisión del virus en la capital», afirmó hoy el gobierno municipal pequinés.

Ayer, la viceprimer ministra Sun Chunlan dijo que se debían tomar «medidas decididas» para detener la propagación del brote, así como «investigaciones epidemiológicas estrictas» y un «rastreo exhaustivo» para identificar y controlar la fuente de infección. El coronavirus parecía casi erradicado en China, donde había emergido a finales de 2019 en Wuhan (centro). Sin embargo, un nuevo brote fue detectado la semana pasada en la capital.

En consecuencia, se restablecieron los controles de temperatura que habían dejado de realizarse en los ingresos a las áreas residenciales y edificios de oficinas. En tanto los sitios culturales y deportivos serán nuevamente cerrados.

Este día, el ministerio de Salud reportó 49 nuevos casos en todo el país. Entre éstos, 36 están vinculados al mercado mayorista de Xinfadi, en el sur de Pekín, lo que alimenta temores sobre una segunda oleada epidémica. Este mercado aprovisiona a gran parte de la capital.

Un alto funcionario del barrio de Haidian informó sobre la detección de más personas infectadas en Yuquandong, otro mercado mayorista del noroeste de la capital.

Hoy, se encontraba estrictamente vigilado por policías y guardias, constató la AFP. Las autoridades decretaron el cierre de los puntos de venta y escuelas aledañas, así como ordenaron el confinamiento en 10 zonas residenciales cercanas, prohibiendo salir a sus habitantes.

No obstante, pueden recibir paquetes llevados por repartidores a las puertas de acceso. Entre las personas que tuvieron contacto cercano con infectados vinculados al mercado de Yuquandong, algunos fueron automáticamente puestos bajo cuarentena. Otros tendrán que llevar consigo «termómetros inteligentes» permanentemente para poder controlar su temperatura a distancia.

Fuente: Milenio

Abrir chat
¡Escríbenos a cabina!