T-MEC, fundamental para mejorar salarios y trabajos: Alcalde

Comparte Si te Gustó!

Fuente: Excelsior

CIUDAD DE MÉXICO

El Tratado Comercial entre Estados Unidos, Canadá y México (T-MEC) es un canal fundamental para mejorar salarios y condiciones laborales; además de construir una economía más equitativa, justa, solidaria y sustentable para las familias mexicanas, aseguró Luisa María Alcalde Luján, secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Durante su participación en la última sesión de los Encuentros Estratégicos Co-crear un Nuevo Modelo Económico y Social, coordinado por el Instituto Nacional de la Economía Social (INAES), la funcionaria destacó que el tema laboral, como un elemento fundamental del T-MEC, tiene que ver con integrar a lo comercial la parte de los derechos laborales, que pasan desde la libertad y la democracia sindical, fortaleciendo la negociación colectiva, la posibilidad de que trabajadores de una cierta empresa o de una determinada región se puedan organizar de manera colectiva para negociar frente a sus empleadores.

Reconoció que, lo anterior, “en nuestro país quedó descobijado, si pensamos en la cantidad de personas que tienen un contrato colectivo auténtico, legitimado”.

«Estamos en la implementación de la Reforma Laboral de manera muy acelerada y coordinada, haciendo todos los cambios necesarios para contar con organizaciones laborales donde los trabajadores puedan elegir a través del voto personal, libre, directo y secreto quién los representa. Donde antes de poder firmar un contrato colectivo, se tiene que demostrar que realmente tiene un respaldo por parte de los trabajadores y donde los pilares fundamentales sean la autonomía y el respeto a la organización de los trabajadores. Con un sistema de justicia imparcial, mucho más rápido, que hoy frente al covid nos da muestra de lo que eso significa para los trabajadores”, agregó.

Aseguró que con el T-MEC se corrigen los daños del Tratado de Libre Comercio (TLC), que despojó a la gente del campo y que también le apostó a este crecimiento económico a partir de favorecer a unos pocos a costa de la enorme mayoría.

«Nos trajo salarios muy bajos, una presión muy fuerte para convertirnos en un país de mano de obra barata, donde nuestro gran atractivo era que hubiese flexibilidad laboral donde no había posibilidad de organizarse de manera colectiva en sindicatos que pudiesen traer equilibrios en las relaciones laborales”, dijo.

Abrir chat
¡Escríbenos a cabina!