Estatales

Sin tocar consulta popular congreso de Veracruz modifica código electoral

Perla Sandoval/RN Noticias

Xalapa.- Con 33 votos a favor y 14 en contra, el Congreso de Veracruz aprobó la reforma al Código Electoral y a la Ley Orgánica del Municipio Libre que pospone el inicio del proceso electoral de este año a enero de 2021 e impone nuevos requisitos para la reelección de alcaldes.

Con la oposición de diputados del PAN que advirtieron que la reforma se trata de un “traje a la medida” para el partido en el poder, la mayoría de Morena y sus aliados modificaron la ley que aunque la queja, radicó principalmente en que la Comisión de Justicia y Puntos Constitucionales le agregó 21 artículos que no eran parte de la iniciativa original, y que no fueron estudiados en las comisiones.

La reforma al Código Electoral de Veracruz aprobada, reduce el periodo de organización y campañas políticas, se disminuye en un 50% el recurso otorgado a los partidos políticos y se eliminan los Consejos Municipales.

En el documento se modifica la fecha de inicio del proceso electoral, al pasar de los primeros 10 días de noviembre a la primera semana del mes de enero del próximo año.

En la reforma se reduce el tiempo de los procesos internos de los partidos políticos, los cuales deberán iniciar el tercer domingo de febrero (21/02/2021) y tendrán que concluir a más tardar el cuarto domingo de marzo (29/03/2021).

De 85 días se reduce a 36 días el proceso electoral, mismo que iniciaría en el mes de enero 2021 con la instalación del Consejo General.

Con esta modificación se apresura el plazo a registrar un convenio de coalición, cuya fecha límite quedó establecida al día 7 de enero de 2021.

Asimismo, se reduce el plazo para determinar el procedimiento para selección de candidatos, el cual debe ser a más tardar el 10 de febrero 2021 y al OPLE se debe comunicar la determinación a más tardar el día 13 de febrero del próximo año, contemplando con ello las 72 horas establecidas en la ley.

Limita para ser candidatos a quienes hayan ejercido violencia política en razón de género, además de exigir a los alcaldes actuales que para ser reelectos cuenten con la liberación de las Cuentas Públicas del primer año de su gestión.

En esta se permite al síndico y regidor postularse como presidente municipal, al tiempo que al alcalde se le permite ser síndico o regidor en el periodo inmediato siguiente. Se ajusta el plazo de duración de los ediles de 4 a 3 años, así como su reelección por un periodo.

La Reforma, contempla reglamentar el financiamiento público a los partidos políticos, reduciéndolo al 50% de acuerdo a la reforma constitucional aprobada en el Congreso local el pasado 12 de mayo.

De la misma forma, aumenta de 2 a 3% el financiamiento que cada partido político debe destinar para actividades específicas. Se niega el financiamiento a partidos políticos nacionales de nuevo registro hasta en tanto no haya participado en una elección y obtenido el 3% de la votación valida emitida de diputación.

Asimismo, se establece un límite al apoyo económico que se otorga a los representantes partidistas ante el consejo del OPLE, mismo que no podrá ser mayor a 39 mil 964 pesos.
Al OPLE, le genera una serie de modificaciones como una regulación en salarios y lo “peligroso” es la eliminación de los Consejos Municipales y se establece que se apliquen los Consejos Municipales Especiales.

Al hacer uso de la voz, la diputada por Morena, Adriana Esther Martínez Sánchez, aseguró que la reforma logra establecer elecciones concurrentes y una austeridad en el financiamiento público, ya que los recursos podrían usarse en temas prioritarios como salud y educación.

Dijo que además el OPLE estará obligado a trabajar con austeridad, ya que está en concordancia con la eliminación de los consejos municipales, para que sean los distritales los que realicen ese trabajo.

Señaló que con ello Veracruz tendrá las elecciones más austeras de su vida democrática y pidió a los diputados de oposición “no hacerle caso a sus líderes” y no oponerse al desarrollo democrático de Veracruz.

Por su parte, el panista Enrique Cambranis Torres señaló que las reformas electorales presentadas no son indispensables y tampoco han seguido el procedimiento legislativo requerido, al presentarse solo a la Comisión de Justicia y Puntos Constitucionales y se agregaron algunas iniciativas de manera indebida.

Acusó que se agregaron 21 artículos que no eran parte de la iniciativa original, y que no fueron estudiados en las comisiones, por lo cual dijo no están a favor de crear procedimientos y figuras inexistentes.

Señaló que el PAN se opone al cambio de fechas y plazos del proceso electoral, con el corrimiento del inicio de noviembre a enero, pues dijo que generará una dinámica desgastante para la ciudadanía, partidos y candidatos y advirtió que será toda una hazaña querer operar esta reforma.

“No habrá ahorro, certeza, seguridad y sí una serie de problemas operativos”, señaló.

Por su parte, la diputada pianista Judith Pineda aseguró que resulta penoso que en el Congreso local se apuren reformas para favorecer al partido en le poder y crear un “traje a la medida”.

Dijo que con el pretexto de armonizar la ley electoral recientemente reformada, ahora los diputados de Morena y sus aliados pretenden reducir la etapa de preparación del proceso electoral, con lo cual se generará casos y pondrá en riesgo la elección.

El panista Bingen Rementería solicitó modificar el artículo 16 del Código Electoral para evitar que se mantuviera el requisito de que para la releección de alcaldes se impuso contar con la presentación de las cuentas públicas del primer año de su gestión y ser aprobadas por el Congreso.

Esto pues dijo que la ley dice establecía únicamente que debe ser postulado por el mismo parido político, por lo que incluir el requisito de la cuenta pública resulta temerario porque significaría incluir al Orfis, que puede usar a las revisiones de la cuenta pública para hacer una “revancha política”.

Entre los cambios que el PAN pedía, estaba la de eliminar reglas de reelección de ediles por la vía independiente que ya fueron colmadas cuando fueron candidatos por primera vez; prevenir el desorden que se generará con la desaparición de los consejos municipales, y eliminar la imposición de aprobación de cuentas públicas para quienes pretenden ser candidatos nuevamente, toda vez que con esta medida MORENA podría usar su mayoría para frenar la reelección de alcaldes de oposición. Todas las reservas fueron frenadas por Morena.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba